lunes, 19 de noviembre de 2012

La diferencia entre un patán y un poeta

Entre reflexiones un día cualquiera llegué a la conclusión de un 
tema difuso para mi, que debía aclarar cuanto antes en mi cabeza…


La diferencia entre un patán y un poeta

Un patán provee un vocablo minúsculo para seducir,
desesperado busca y provoca pasión carnal media,
ya que no conoce más que ello, jamás más allá del límite
jura, en vano hacer y deshacer lo que piensa que va
en pro del deseo en la mujer.


Un poeta, por más patán que sea tiene
para hacer vibrar a una mujer no solo la ilusión
que le puede obsequiar, entre líneas y susurros
incluyendo las promesas y las palabras para
encaminarla, a un éxtasis real
en su haber, al igual que el patán,
ha conocido de la mujer el punto para hacerla explotar,
uno en forma simplemente más carnal y el otro….

Logra hacerla palpitar, sin su cuerpo rozar
llevándola cinco puntos arriba del cielo
unos diez abajo del infierno ida y vuelta
a la piel, conociendo el sudor del placer en dos
a su favor los deseos
fervientes, candentes, retorcidos y silenciosos
que el corazón de una mujer encierra
sin exteriorizarlos jamás …



Así que concluí que me enamoraría de un poeta por más patán que fuera...