viernes, 30 de mayo de 2014

Caos


Peste que corre y esparce
invade los poros
usurpa tu alma
lava la tierra bajo tus pies
el cielo y el suelo tiemblan
-peor aún-
el miedo su sombra enraíza
duele el nudo en la garganta
colapsando palabras, verbos;
te detienes,
caes
un estruendo de ecos olvidados
estallando en el pecho,
de besos no dados nos llueve
las ausencias.





domingo, 4 de mayo de 2014

Lluvia

esa oscuridad al llegar las nubes de mayo
con sus gotitas de sal y azúcar
me dan la seguridad que trae el frío
y el calor que esos brazos me dan