viernes, 27 de septiembre de 2013

Pesadillas de ayer


Tengo el alma intoxicada de ayeres y heridas 
que hacen pesar la piel, y las lágrimas 
no serán todos pero son muchos y ya no creo en ninguno

Gira el mundo, las manecillas del reloj y envejecemos;
los recuerdos son muchos, se hacen recuentos,
duele cuando la suma total es más tormenta que luz.

Tengo la carne cargada de culpa, tristeza y manos de miedo
que generan resaca moral, emocional, flashbacks de terror
no hay inteligencias ante los vértigos de infelicidad

¡Tanto he gritado que no! ¿Por que nadie me escuchó?
¿Por qué continuaron hasta acabar conmigo?
¿Por qué nadie me salvó?

Tanta impotencia desquebraja el suelo
el cielo se abre en nubarrones negros que hieren
sobre tus rodillas caes en dolor retorcida 

La fatiga viene de los huesos, del alma, la sonrisa
tratas de escapar, las fuerzas te traicionan
sólo de recordar cuando ésta pesadilla ocurrió.

Necesito refugiarme en los brazos mágicos de papá 
una vez más, y me haga sentir que todo estará bien
que me cuide del fantasma que hay bajo la cama 
y del infeliz que aún deambula por la calle.

Quiero dormir plácida, despertar de un mal sueño
recobrar vida, sin temor alguno, 
volver a recobrar la vida que perdí y al fin ser feliz

martes, 24 de septiembre de 2013

Hombre hecho anhelo

Qué manía,
ésta de mirarte
Aunque no seas mío
ni pretenda amarte
Como amigo, 'compa' o amante
es delicioso con mis ojos desnudarte...


¡Vaya afición por el deseo palpitante
de querer a cada instante  
del cuello hasta alma besarte
Aunque jamás a mi juicio carezca 
el día que entre el idilio su barba me anochezca 
Como verso, palabra y verbo
resucito tu recuerdo en medio del silencio

Frases de amor ni promesas ofrezco
pero desgreñado e impuro le obsequio
otro instante que a la vida robemos
No es más que tiritar o soñar 
la piel, el alma y el deseo
señor del ardiente fuego, 
convertido hoy en mi fuerte anhelo

*Compa: Compañero

domingo, 15 de septiembre de 2013

Poeta enamorada

Todos los atardeceres anteriores se volvieron uno
los días convertidos en historias contadas...
hay instantes en la vida, en que todo cambia 
que nada en el mundo vuelve a ser
lo que se esperaba.
Vienen verdades nuevas, miedos y ausencias
pero todo se transforma en agua pasada
hay segundos cargados de ternura
pequeñas sonrisas que vuelcan el alma.
Las manecillas del reloj se mueven
girando también las jugadas 
pero lo sublime del exterior reverdece
centellean también los días de lluvia.
Con el palpitar de viejos corazones sin alma
lo malo se vuelve nada, como si no existiese 
con esos abrazos que calientan entrañas
es así cuando el amor prevalece.
La vida con amor evoluciona, constante
y cambia para siempre, el tono de las miradas








lunes, 9 de septiembre de 2013

Despedida

Asomaban a la boca, no salían
por correr tras la sombra, estrellaban contra los labios
pared invisible ésta del silencio, del miedo.

Inverosímiles cientos de ellas, aguardando
con la máxima quietud, ese día, 
acumulándose millones que apretaban el pecho.

Figuró un pajarillo cantando,
el sol brillaba con una briza fresca de compañía
pero tal quietud sepulcral, era de terror.

Inmóvil, sus ojos más abiertos que nunca
y los puños cerrados a la vida 
quedóse mirando cómo la pesadilla también puede ser real

Torrentes de lágrimas estancadas por el camino
el dolor se extendía por cada nervio
quería morir pero se sentía tan vivo

Nada cambia en el punto estático central
tanto por hacer y enraizaron sus pies 
más por decir y selló su boca... para siempre

Jugaban mariposas por las veredas 
más su mirada se perdió en algún punto
por donde la sombra de su amada no volvió.

ecos de risa quedaron en su casa
torturándole un poco más cada mañana
es tan difícil despertar, cuando más dulce es soñar 

Así se vuelve la vida, con cada despedida
todo a medias, cafés fríos,
colillas de cigarrillos esparcidas
con tantos vacíos y nada bello para contar  





domingo, 8 de septiembre de 2013

La ciencia de la vida

La ciencia de la vida

Te has puesto a pensar un momento en: 
¿Cuántos pasos tú has dado hoy o durante tu vida?
¿Cuántas veces has tropezado? ¿Y cuantas más te has levantado?

Caer una, otra y otra vez
ponerse en pie pese al dolor,
sin derrumbarse por cosas sin valor. 

La ciencia de la vida es sanar las heridas,
seguir andando, ir cantando, sonreír
decaer y superar esa piedra del camino.
Las traiciones causan lesiones que el tiempo no cura
continúan escondidas hasta que tomas el riesgo 
de enfrentarlas, curarlas para recuperarte.

¿Cuantas veces deseamos cambiar el pasado?
La fórmula es sencilla; cambia el hoy, aquí, ya 
pues nuestro presente es el pasado de mañana. 

Considerar el perdón no es para los demás sino para ti
las cadenas, halando su peso lo llevas tu 
afectando a los más cercanos...

La ciencia de la vida, con todo y sus confusiones
basa sus teorías en la vivencia, la experiencia 
del convivio, el placer de saborearla y el secreto de dejar atrás... 


Retomado, editado y dirigido para mi hermana por su cumpleaños el día 5 de diciembre del 2013