viernes, 6 de abril de 2012

A quien se inmortaliza en mi corazón

¿Cuántos más debemos llorar a nuestros muertos?
¿Cuantos más muertos deben haber?
Las lágrimas de amigos, compañeros, conocidos
familiares, deben crear y llenar nuevos mares de angustia?
Amores, esperanza, ilusiones... todo y más en un momento
se detiene junto con los latidos de un corazón que quiso luchar
No permitamos que nuestras madres nos lloren a nosotros mismos
por ser buenas personas que toman malas decisiones en un momento....
Hay mucho por que vivir y porqué luchar!!!!

Viernes, 10 de septiembre de 2010

Éxodos de Sentimientos


El tiempo ha impuesto su ley 
doblegando el tenaz ánimo…
Agotando los lapsos en los que mi corazón late; 
queriendo, llorando, 
implorando desesperada, 
añorando que por fin
el tiempo de cosecha se acabe…

lunes, 2 de abril de 2012

Morir... Quizás...


Quiero morirme hoy por completo, cada célula, membrana, órgano...

Deshacerme por completo de cada responsabilidad, de cada obligación
Eliminar mi perfil humano, existente, y cada palpito en él
Envolverme en una concha, fuerte como roca, impenetrable y de ahí
nacer una nueva yo, cual mariposa que provista de alas 
envolverme en el viento y dejar que el me lleve a los más bellos lugares
Olvidar quién fuí, quien quise ser, con quien soñaba, a quién amé...
Fallecer viendo el amanecer con la esperanza de ver el nacimiento del día en que abandone lo que ha de ser...
Detener este estúpido corazón enamorado de quien no puedo ver... Que su palpitar cambie de ritmo y vuelva a empezar; quizás así deje de buscarte entre las flores de los campos o entre los valles de mi nación... 

domingo, 1 de abril de 2012

Mi súplica...Encuentrame


No existe forma de explicar lo que es evidente a los sentidos, sueño, vivo, amo tratando de darlo todo y siempre me quedo a medias por que mi corazón sólo sabe entregarse por completo cuando estás...

Los colores, van perdiendo su brillo, ¡sí!, el sol calienta y quema pero no toca el alma, ya se me van gastando las ganas de buscarte, así, con tantos días acumulándose entre mis noches..

Mi ronca voz se me va gastando, arañándome la garganta; de tanto gritar que te amo, te extraño y sigo amándote, siendo ésta por siempre  mi pena, 

En esta vida y en la otra sigo anhelando tu alma junto a mí, en cada próxima vida hasta fusionarnos por siempre…

¡Mírame, por Dios! Sigo estando aquí…