A quien se inmortaliza en mi corazón

¿Cuántos más debemos llorar a nuestros muertos?
¿Cuantos más muertos deben haber?
Las lágrimas de amigos, compañeros, conocidos
familiares, deben crear y llenar nuevos mares de angustia?
Amores, esperanza, ilusiones... todo y más en un momento
se detiene junto con los latidos de un corazón que quiso luchar
No permitamos que nuestras madres nos lloren a nosotros mismos
por ser buenas personas que toman malas decisiones en un momento....
Hay mucho por que vivir y porqué luchar!!!!

Viernes, 10 de septiembre de 2010

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti