Poeta enamorada

Todos los atardeceres anteriores se volvieron uno
los días convertidos en historias contadas...
hay instantes en la vida, en que todo cambia 
que nada en el mundo vuelve a ser
lo que se esperaba.
Vienen verdades nuevas, miedos y ausencias
pero todo se transforma en agua pasada
hay segundos cargados de ternura
pequeñas sonrisas que vuelcan el alma.
Las manecillas del reloj se mueven
girando también las jugadas 
pero lo sublime del exterior reverdece
centellean también los días de lluvia.
Con el palpitar de viejos corazones sin alma
lo malo se vuelve nada, como si no existiese 
con esos abrazos que calientan entrañas
es así cuando el amor prevalece.
La vida con amor evoluciona, constante
y cambia para siempre, el tono de las miradas








Comentarios

  1. Muy bonito Elizabeth y tienes razón, el amor cambia para siempre el tono de las miradas
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Don Francisco es un honor para mi que leas mis poemas. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Lindas letras Elizabeth! El amor, lo más bello existente, el poder para todo en esta vida! Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Saludos, gracias por leerme, por expresarme tu agrado a éstas líneas!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

A vos

Déjame contarte