viernes, 21 de agosto de 2015

¡Al diablo con el diablo!


Siempre hay que ser buena
no mentir, no robar
andar sin herir a los demás.

Mucho se habla de tanto y nada
pero a escondidas, en los rincones,
se aprende a amar en silencio.
Las mujeres tienen muchos beneficios
dijo algún amigo;
hasta en las sentencias a muerte son blandos
Pero tienen los loqueros infestados de sus crisis
¿y aun se preguntan por qué?
Tenemos mas cicatrices que curar.
No tengas amantes, eso te desvaloriza,
entre más, peor persona serás,
ni mencionar licor, drogas, humos o excesos
el mundo se hizo para los chicos
-y tu-
para acompañar a algún buen hombre aunque te pegue...


Al diablo con el diablo, Dios y sus leyes.
¡Ahora me rebelo!
Seré la mujer que quiero, sueño
por sobre todo deseo.
Tan mala que ubicare uno a uno mis demonios por placeres,
y a cada amante en mi cama, como recuerdos de ayeres...
Ya no quiero sentir que la vida se me escapa con tantos alfileres sin pestañas.
Ahora me entrego yo a la vida
de cualquier modo, no se sale vivo de ella.





1 comentario: