Declaración del amor bueno

Explico bajo juramento ante la luna, el viento y las estrellas
que me permaneceré aún cuando la sombra desvanezca
amarte cuando ni yo sea confiable y bifurque mi vida
guardar silencio o aconsejarte según necesite tu corazón
decir a viva voz, porras que levanten tu ánimo cada mañana
y quedarme en el piso cuando no quieras levantarte
prometo quedarme amor, aún cuando se acaben las razones.


Limpiaré el camino por si recorres conmigo algún trayecto
y en silencio mientras, pedir a Dios un tanto más por ti
para que el invierno sea bueno contigo, la esperanza no te abandone
llegado el momento también te desborde valor, fuerza y voluntad
para que nada te pueda, nada duela y tampoco nada fugue tu anhelo;
que seas fuerte cuando yo me vaya, conserves mi recuerdo
como el preciado amuleto de la suerte.

Recordarte mil veces por semana que guardo amor por ti
que soy tu fan, creo en ti pese a tus demonios y tu lado amargo
latiendo amor bueno, libre de impuestos, pero, sobre todo
declaro aquí bajo juramento que te quiero amor
-que te quiero-
aguardando el tiempo de la ceniza en el cabello
para decirte nuevamente ¡que cumplí mis promesas!                           NASM




Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

Estas manos.

A la niña Amanda