Amor platónico

Ojalá no puedas escuchar mis palabras,
sentirme, verme, tocarme alguna vez
Espero que mis letras no te alcancen,
porque liado, irremediablemente quedarás

Ojalá mi verso no te toque, 
puede que observes como sometido
en un trance, desaforadamente 
te envolveré entre mi capricho sediento

No es una analogía sexual
he anhelado desde tus escritos a tu cuerpo
aunque no sostenga tu mirada,
ni tu piel en la mía acaricie
es tu mente, amor, el fruto mayor, de mi deseo






Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

Estas manos.

A la niña Amanda