Hombre Roto


No hay forma de hundir la poesía 
a fuerza de martillo de la verdad 
el hombre sin amor está roto
y el que conserva sus heridas muere

Repito runas que su oído toquen,
intuyendo, que soy quién en su canto  
con el verso y sin rima implora
por su sangre aún.

En silencio, entre sombras
de rodillas y manos cerradas, 
-repito la súplica-
por el corazón cual 
a soplo del viento desmorona 

Lucho con un fantasma 
creando más palabras que miradas 
así quizás este daño compense  
sin nombrarle,

¡Tanto deseo tu bien!

Hombre desprovisto de armaduras
deja mi llanto te toque
fijo mi esfuerzo entre sollozos
intentando unir cada parte
y por fin tu sello libere...



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

Estas manos.

A la niña Amanda