Una platica al corazón


Hola buenos días corazón,
Necesito sentarme contigo a platicar,




Las cosas que hemos dicho contradiciéndonos
entre tú y yo ya no pueden continuar y he venido
para un acuerdo poder lograr, 
si me permites atiéndeme antes de hablar… 
que luego muy atenta te pienso escuchar…

Entre las noches que tu lloras y las lágrimas brotan de mí
no te detengo, por que sé, tú necesitas desahogar
toda aquella pasión que antes te hacía tiritar

                                                Siento demasiado frío que nos brinda nuestra
acompañante soledad, sabes, 
ya comienzo a extrañar los días en que mi rostro no tenía
hinchazones por las marcas de sal,


Comprendo que se había convertido en tu ilusión sentirte tan feliz, tan lleno, tan vivo, también me sentí igual recuerda que existo, que tus sentidos son los míos, que el dolor que no dejas,
también va marcando mi final
Ahora bien, ya comprendido este asunto dime tu
¿que crees que deba escuchar?
_Tienes razón en todo y ahora es tiempo de luchar…


Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

Estas manos.

A la niña Amanda