¿Eregía o Amor?


A parte del sonido de un par de pálpitos unísonos, 
y la brisa que mueve las ramas y flores; todo es silencio… 

Sin testigos más que la luna reflejada en un apaciguado lago 
con una pareja de cisnes.
No hay excusas ni mentiras, no hay promesas ni resentimientos, 
sólo cuerpos que se dedican al goce de sus sentidos embelesados 
en serena compañía.
Los labios adictos, sedientos, húmedos y cálidos 
van cediendo al magnetismo del momento sin tiempos, 
¿de qué sirve un mañana si existe la realidad de un ahora?
Amantes de siglos, maduros de experiencias, 
qué sin importar el lugar y la herejía 
van desnudándose piel con piel para tentar al amor.
El cielo retumba mientras el éxtasis eleva la temperatura, 
no hay perdón, ni redención
los horizontes se entremezclan con decisión…
Por un momento los sollozos claman más aire, es un riesgo

El cielo llora y la tierra retumba
¿Cómo su ángel más querido fue vencido por la tentación?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti