A fuerza de Huracán y Tormenta

Lo intangible se volvió real en un segundo 
materializándose algo indescriptible 
pero vivamente sensible, era el dolor
que llega a todos lados sin punto específico

La carne se adormece y aletargan los latidos
así significó la ruptura romántica de la ilusión
abriendo la mirada a la vida nuevamente
pero a un mundo bi-color

¿Cuanto tiempo habrá pasado?
¿por qué duele al recordar esas historias?
La lluvia y el sol retornan y apaciguan 
el triste y débil corazón 

Vuelven los grillos y pájaros a su cantar
en día o noche cada cual en su lugar
así cubre la vida su cuota de ley 
que a nosotros enseñó:

La vida pasa, gira, se mueve, empuja y contrae 
como pálpitos, a fuerza de huracán y tormenta 
pero si de repente el torbellino asienta es por que todo completamente inerte quedó.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti