Tormenta

Viene a mi tanto como lo busco,
no hay forma, nos pertenecemos
imantados y así huimos,
y este hilo nos regresa.
Ha llovido, como muchas otras veces
pero no todas son tormentas como ésta.
Y no, no soy débil de sentimientos
ni mucho menos frágil
no necesito ser salvada
tengo manos y un alma dispuestas
pero arroja a veces esta fuerza
que me desplaza tres pasos atrás
No es que me robe la paz
-es mi tormenta favorita-
de no existir yo moriría
¿quién si no, le daría sentido a la vida?


Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti