Mentiras


¡No, no me hagas mentir!
Inútil arrojar al vacío, palabras huecas,
Los silencios matan implacables, al invisible paso del tiempo…
Nada queda lo sé…

¡No, no te obligues a mentir!
Las heridas no cierran profundizándolas...
Y en el viejo piano sonarán melodías sin sentido y tú con ellas te desvanecerás, muriendo, ciertamente

¡No, no más mentiras!
Por piedad te lo pido, con el albor en estos ojos cargados, retorcida de dolor y lágrimas que ya no te conmueven
La noche nos abandonó con nuestra insensatez sin fin

¡Mentiras y más mentiras!
los espacios que dejan éstas tardes desoladas se llenarán
de mi locura, del esplendor de nuestro ayer
y sobreviviré,
quizás con eso…

Mentir ¿para qué? 
Nada ganas con oír de mi boca que
Te amo…

Comentarios

  1. Para qué mentir a un amor del que ya no hay más que olvidar... Me gustó tu escrito Elizabeth. Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti