Al hombre, padre, amigo, hermano, vecino...

Del punto inicial en infinitas veces, traza aquel mismo circulo,
sin margaritas en flor, se encadena en vicio con llana alevosía.

Disfraza de colores su desnudez, ahuyentando en vano su rutina
creyendo así que desaparecerá la melancolía del vacío. 

No por ignorar la luna llena, dejará de estar ahí e influenciarlo
por que la vida es más que sólo pensamientos.

Siguen aconteciendo maravillas en el mundo, milagros brotando
en las ciudades y vientres, más pierdes la mirada en tu camino.

Buscas refugio en tu amor, del que nadie habla y todos dudan

Que el cielo no te castigue por alejar y avergonzarte de tu sangre
que no te pese las lágrimas escondidas y palabras que no te dieron.

Tu refugio es un cuento viejo que te repites de niño, como si se hicieran
realidad, la vida sólo te hace repeticiones de tu historia, no es la misma.

Porqué vendas tus ojos a la vida, tantas cosas están en tus manos
y argumentas que el tiempo es efímero que no está a tu favor.

Tanta tristeza me da tu historia como grande mi amor por ti
esperando que nunca te arrepientas, de lo que siembras hoy.


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti