Un cuento sin final feliz

Un cuento sin final feliz
relata mi historia 
simplemente es un cuento por contar


érase una vez un sujeto, sin nombre
que derramó en segundos, mil veces,
en una noche la franqueza y el engaño

ese día se precipitó contra el silencio,
sangró el olvido el cuerpo malviviente,
y el dolor se expandió por cada nervio

llovían años aquella noche
envuelto en locura,
flashbacks de ternura y amor

arrugó su carne, ceniza su cabello 
derrumbó su espíritu
todo por un error imperdonable...

creía poder conquistar la cima de la montaña
en contra del dragón del recuerdo
pero en vez de victoria obtuvo la verdad

¡es todo! aquí acaba la historia...
quedó cual vagabundo errante, sin destino;
sus ojos, eran para su desdicha, a prueba de olvido














Comentarios

  1. En relación directa de ir contra la apreciación de la espiritualidad y afectividad de los sujetos como sujetos y no objetos en caso carnal o terrenal se devela la demanda de una expectativa de vida que angustiosamente se desvanece en un cuento sin final feliz como se advierte y expone muy significativamente la ruptura de los vínculos en esta vida (tiempo-emociones-recuerdos-existencia-religiosidad)

    en particular me encantó gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

A vos

Déjame contarte