Eres tu, es ella

Ese cuerpo, cual fruta de temporada

madura, dulce, sobria, hermosa, adictiva
sus líneas desquebrajan tus conceptos

Fuente de retos, tentaciones a tus manos a tu pensamiento
desnuda imprime en tu piel su huella, abriga tu ser
eso te enamora lenta, apasionadamente.

Sus pupilas centelleantes por ti
avivan el fuego en tiempo de espera
llamarada en tiempo de caza

Mujer de muchas sonrisas que apagan tu sed
de brazos abiertos a tu amor 
que entrega cual si hubiese sólo un minuto para dar

Su vientre alberga tu quietud,
sus palabras tu arrullo
su beso, hombre, su beso es moraleja.

Intenta hoy desertar, aún si puedes 
sabes que caerás, pues es tu vicio su virtud, crápula, 
aunque tu boca lo niegue... sigue siendo ella

Por amarte abiertamente
¿quién la puede culpar, si eres su amor latente?
del que por voraz que haya sido su intención
jamás pudo escapar.





Comentarios

  1. En este verso resumes todo lo que siente el corazón: "Mujer de muchas sonrisas que apagan tu sed / de brazos abiertos a tu amor /
    que entrega cual si hubiese sólo un minuto para dar."

    Me gustó.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti