Sophia

Deja caer tus pétalos flor de primavera,
que estorba al juicio premuras inquietas
rompe, niña, tus cadenas

La juventud te hace torpe e ingenua
los errores querida mía, son tu escuela
así en pos de crecer maduras a la fuerza.

Deja caer tu ceguera, retoño floreciente,
la vida es más dura cuando se crece
y el color rosa en la vida se reflecta y difunde

La virtud no es la vida sin dolor,
si no el aprendizaje después del ardor
que consigues siempre con justo perdón

Ven serena, sin miedo a una pena
de la que no puedes escapar mientras vivas,
por que vivir y sentir no son palabras ajenas 

Eres mi princesa, a la que quise proteger
de maldades y pesares pero entendí que 
mejor que ocultarte, era enviarte a la guerra


A mi hermanita, que creció sin darme cuenta, motivo de mi orgullo por ser tan plena; aunque siga escondiéndose tras su cabellera... Siempre serás mi niña buena, la más querida, mi hermana pequeña, aunque, esa imagen sólo exista en mi memoria...






Comentarios

  1. A todos queremos proteger a nuestros seres queridos, sobre todo cuando son más débiles; pero tienes razón,"mejor que ocultarte es mandarte a la guerra"

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti