Guardiana



Eres una figura de cristal, que fue fundida por quebrarse hace ya largo tiempo.
Estás latente, pendiendo de un delgado cordón hecho del más puro oro, tanto
como tu amor podía serlo.
Frágil de nuevo, vulnerable a desquebrajarse...
¡Tonta! ¿Porqué no retornaste en algo más fuerte?
Inútil es cubrirse de almohadas, de escudos, de algodón.... o cualquier otro material
¡Nada podrá amortiguar el golpe... y te matará de nuevo!!!!
¡Sabes que pronto ya no se podrá hacer nada!!
Lo Inevitable es lo que ha de suceder...
Lo único prevenible es exponerse.
¿Porqué confías de nuevo? ¿Porqué me expones a mi?
¡¡¡Eres la guardiana y no cumpliste tu cometido!!!
¡Has entregado mi corazón...de nuevo!!!

11 de abril del 2011


Comentarios

  1. El corazón es indómito y no tiene cerrojos, aunque cubramos nuestra alma con velos, siempre llega el amor. Tu poesía es intensa y por ello te mencioné en mi blog, si te apetece puedes pasar a visilarlo. Un saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti