A mi loto



ni la adversidad ni el tiempo son tan fuertes para detener
tu crecimiento poderoso e imponente
abrillantas, prosperas, en medio del pantano cual pradera
portando inocencia y castidad de corazón
sin pretenderlo, purificas almas enlodadas por el tiempo,
perfumas y das otro tono a la vida
comparado con Dioses sólo por ir poco a poco 
usando al paso tu poder interior
¿que más puedo decir? Eres perfecto para mi
Eres precioso, majestuoso, altivo
mi loto, florece tranquilo ahora en mi corazón
ahora engalanas mi sonrisa y abrazas mi pecho
bendita la suerte de perderme y encontrarte




Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti