No existe forma de explicar lo que es evidente a los sentidos, 
sueño, vivo, amo tratando de darlo todo 
pero siempre me quedo a medias 
por que mi corazón sólo sabe entregarse por completo
cuando estás
Los colores, van perdiendo su brillo, si, 
el sol calienta y quema pero no toca el alma 
ya se van gastando las ganas de buscarte, así,
 con tantos días acumulándose entre mis noches..
Mi ronca voz; de tanto gritar que te amo,
 te extraño y sigo amándote siendo por siempre  mi pena, 
se me va gastando, arañándome la garganta…
En esta vida y en la otra sigo anhelando tu alma junto a mí,
 en cada próxima vida hasta fusionarnos por siempre…
¡Mírame, por Dios! Sigo estando aquí…
¿Será que estoy fuera de tiempo y lugar? ¿Será que nací lejos de ti?
Me he cansado… 
voy cayendo lentamente sobre mis rodillas, 
ya no tengo la mirada hacia el cielo él no te trae aquí,
miro la tierra que me lleve junto a ti…
Ahora le pido a la vida que mis versos crucen mares, ríos, montañas
llegando hasta el último recoveco de la tierra; 
cuando por accidente tropieces con ellos y te percates que te estoy buscando, 
y vengas por fin
A liberarme…

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti