Hablándole al olvido


La noche ha caído, 
se distinguen a lo lejos lo que una vez fueron brillantes estrellas
Observo detenidamente, 
hay un silencio que rompe la brisa gélida con el sonido de mis pies en transito
El llanto del cielo
ha cubierto la totalidad de las miles de superficies objeto de mi contemplación…
Completamente pasiva 
voy hablándole al olvido para que me consuele, 
sin más que hacer entre los callejones solitarios de mi propio laberinto, 
construido con fijación; sin saber dónde me pierdo 
y caigo en los círculos que me retornan al mismo punto
He llegado a la conclusión, que las cadenas me las he atado 
creando una prisión personal que diseñé sin escapatorias posibles
con la expectativa de si podré cambiar ahora que he despertado 
sabiendo que cometí, conscientemente, el mayor de los errores
Salir corriendo... huyendo de mí 

 8/7/2012

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti