Mírame, ven, te necesito



Una sucesión de eventos uno tras de otro conectados entre sí...

No lo puedo evitar, no lo puedo detener, me guían y adormecen…

Bajo la mirada completamente avergonzada… desnuda por completo

No sé ahora dónde iré…

¿Cuál es mi camino?

Mis latidos son lentos, va aletargándose todo mi cuerpo,

auto sedándose para su final

Necesito la sangre de nuevo corriendo con fluidez,

hirviendo con fuerza,

alentándome, innovándome, 

pero sé, me niegan las súplicas mudas,

no básta las miradas desesperadas

Sé, requiero iniciarme en reconocimientos 

absurdos e in-contemplados…

Pido tu pan, tu mirada y aliento… 

Tu calor, tu sentido del humor, tu mirar, tu carne

Necesito beber tu sangre en una entrega total de cuerpos

Que el frío no llegue a mi corazón 

preciso apreciar la vida... en mis sentidos latiendo…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti