Chocolate con pimienta

de sabor salado tus mejillas
serán del dolor producto de las marcas
de seductor dulce tu boca
que adictivo vuelven los besos
en tantas chocolate con pimienta
tu loca manía de mirarme
llenándome de luz, calor, sabor

no sé que han pasado tus manos que de ellas guardas recuerdos como oscuros secretos en el alma
No te atrevas a darme del ácido de tu pena 
pareces de repente
tomarme en tus brazos
sin razón alguna me dejas caer...
tu que vives entre la sazón y el desazón  del amargo ayer...
dame de beber tu sangre para volver contigo
eres espiga que germina en mi alma
no te detengas ahora 
abre tu pecho déjame entrar...

Comentarios

  1. Un poema sensorial. Me agrada las metáforas que tomas para hacernos entrar de lleno en este poema. Saludos desde los Llanos de Cojedes, Venezuela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras y por leerme! Saludos desde Costa Rica

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti