El libro de la vida

Se me olvidó cómo vivir, soñar, reír, amar,
llorar, despertar, moverme

por un algo más...
ya sé que no puedo hacerlo todo
Mi libertad se fundamenta en la plenitud de mis actos
así que estoy presa de movimientos
amarrada a mis obligaciones pre concebidas
Si lo sé; me negué a caminar, a jugar, a cantar
por que crecí, maduré 
según el libro de lo que debe ser,
desconociendo donde está, ¡pero todos lo citan!
sentía tener reglas a seguir, sin ser ignorables
y designé a mis astros la potestad de decidir
que hacer mañana de mí…

De repente mudé mis sueños de niña a los de mujer
ignoré las muñecas deseando bebés
y desperté a un mundo horrible de conocer.
Qué debes hacer,
cómo te debes sentir,
a quién debes elegir...
El libro de la vida te dice quién eres
y lo que nunca serás
a menos que...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti