Un regalo para Don Poeta

Regálame un delirio, una sustancia que reviva mis ansias de existir…
Incítame a seguir, sin tiempos, con aire, vida y amor…
Lléname de utopía, ilusión y ensueño, tendrás a cambio quien te ame hasta que su corazón no genere más latidos…
Envuélveme en espiral de ósculos interminables, caricias que hagan tiritar la piel, sensaciones prohibidas a la carne…
Enséñame que la vida no es este simple mecanismo de caminar sin camino, compartir con cuerpos vacios, sonreír fingiendo alegría y sentir sin sentido…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti