No pido

Yo no pido reconocimientos de grandes trofeos
no pretendo mil aplausos en un escenario,
ni llenar mi vida de falsos amigos;
solo busco entre soledades e impávidos días,
entre retumbos secos de cañones abandonados,
y movimientos lentos de la vida, 

un algo que
a mi redención me lleve,
en este laberinto eterno
que me provea de luz, 

calor sublime de tu amor
Te espero… Donde nadie está,
donde no voltearás a ver...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti