Señor Tentador


Eres siempre un peligro
constante, latente…
Como luna y su sol 
girando muy cerca de mi tierra
Tratando de eclipsar mi sistema nervioso
Queriendo ceder a veces, 
resistiendo la tentación
¿Cuantas llamas quieres en mi,
para verme explotar en incendio incandescente?
Deja la letanía 
-decide-
la vida pasa pronto, 
la piel llama, 
el deseo aumenta, 
no hay más prorrogas. 
Señor tentador eres,
tu cuerpo me hace vibrar,
tu mirada me induce al deseo
y a mi piel hace tiritar

Aléjate de mi si no quieres salir herido,
o entrégate por completo si quieres abrasado…


Comentarios

  1. Me encanto aunque me interrumpieron y lo termine al Rato .... ^_^

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti