Cual niña perdida...


Miro entre mis manos un vacío horrible que me hiela el alma… 
hay ecos de soledades pero ninguno como éste….
Mis caminos están confusos, 

me he perdido y empieza a caer la noche,

la desprotección a la que me sujeto me debilita con los segundos…

Sólo puedo caer sobre mis rodillas… 

y llorar, llorar por que no me queda más

La noche ha caído y entre sonidos huecos, 
de lo que una vez existió, 

pero ahora queda un faltante enorme…

Las posibilidades de cambiarlo se esfuman, 
con este frío otoño de hojas secas y descoloridas

que van ocultando a la vista el camino de regreso….

¿Dónde está ese lugar llamado hogar?
¿Será que algún día vuelvo a encontrar abrigo y alegría? 
No sé quién soy… Me he perdido entre lo que fui y soñé ser y todo lo que siento que debió ser y simplemente no existe…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti