Muero

Sueño para vivir… Vivo para sentir…
Estos latidos se me acaban entre confusiones,
las desesperanzas que duelen haciendo eco en mi
penetran poco a poco a los huesos haciéndolos
flaquear cada vez un poco más
¿Cómo me ausento del martirio de vivir sin sabores?
Busco debajo de las palmeras, de los cocos
caídos en sus raíces , escondido
bajo mis faldas, misterioso en tu pecho…
Anhelo oxigenar mis pulmones para poder gritar
lo que guardo entre silencios y sollozos
desde que el destino se ciñó en ponerme donde
quiero y necesito estar pero no debo…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soy esa mujer que nadie quiere.

A la niña Amanda

Mi tiempo sin ti